Resumen semanal Módulo D – MOOC «Dirección Pública. Introducción» (2019)

COMPETENCIAS DIRECTIVAS Y ESTILO DE LIDERAZGO

En nuestra ruta subterránea habíamos analizado desde una perspectiva estratégica la realidad (DAFO), profundizando hasta encontrar la Misión, Visión y Valores de nuestras organizaciones para así determinar con coherencia los objetivos y qué acciones (CAME) nos llevarían a conseguirlos.  

En este Módulo pretendemos continuar camino, pero, paralelamente a la incursión física en tan maravillosos parajes,  te proponemos realizar un viaje a nuestro interior (no menos fantástico) que nos permita identificar qué nos mueve a actuar como lo hacemos y qué importantes son las competencias y los estilos directivos para lograr el clima laboral idóneo que nos lleve con más facilidad (y felicidad) hasta los resultados que nos habíamos propuesto.

Blog1

Competencias, Motivos y Valores

«La tarea del directivo no es cambiar a su equipo. Más bien, su objetivo es multiplicar la capacidad de rendimiento del conjunto utilizando todas las energías, las capacidades y todas las motivaciones que haya en las personas que lo conforman» ( Peter Drucker).

Una competencia es una característica personal que lleva a un comportamiento diferenciador de éxito. También la define Lucila de la Barrera en el primer video de este módulo. Seguro que la persona anónima de este gesto admirable las maneja bien.

En ese intento de búsqueda  de éxito y calidad, las competencias directivas que plantea la Junta de Andalucía son:

  • Flexibilidad
  • Identificación con la organización
  • Pensamiento Analítico
  • Pensamiento Conceptual
  • Orientación a resultados
  • Iniciativa
  • Orientación cliente-ciudadanía
  • Comprensión de la organización
  • Impacto e influencia
  • Desarrollo de personas
  • Liderazgo

Serán  las personas directivas las encargadas de movilizar estas energías y conocimientos de las personas empleadas públicas para alcanzar los niveles de calidad propuestos.

Lucila de la Barrera nos acerca al modelo del iceberg de Spencer & Spencer, que establece que en el 20% de nuestro comportamiento “que se ve” están nuestras habilidades y conocimientos; mientras que en el 80% que no se ve están nuestros motivos y valores, aquello que  nos impulsa a actuar, no siempre de forma consciente.

Los motivos, tendencias no conscientes para hacer lo que hacemos, son : logro, afiliación y poder.  Los valores sí son creencias conscientes, que por tanto podemos cambiar.

Para un momento y reflexiona con estas cuatro imágenes que nos regala Enrique Bahía, muy relacionadas con lo que estamos comentando.

En este momento del camino, nos siguen llegando vuestros DAFOs elaborados “desde el corazón”: de un Centro de Participación de Mayores; de una Residencia de Mayores; de un Centro de Valoración; de un Centro de Atención Primaria; de Atención a las Familias; de un Servicio de Protección de Menores… Como puedes ver, muchos tratan de la atención a colectivos especialmente vulnerables; de ahí la importancia de actuar desde la profundidad y honestidad de nuestros valores y motivos.

Liderazgo situacional

En este video Lucila de la Barrera describe el Modelo de los cuatro círculos así como el Liderazgo Situacional.

El Modelo de los 4 círculos de Goleman refleja  la influencia que existe entre los estilos de liderazgo y el clima laboral: el rendimiento de un equipo está determinado entre 33% y un 40% por el ambiente de trabajo. Y el liderazgo ejercido  influye sobre el ambiente laboral un ¡70%!

Hablando de clima… su isotermia (temperatura entre 19 y 22 grados todo el año) es una de las peculiaridades más apreciadas de las casas-cueva. Desde finales del siglo XV se tiene constancia de la existencia de cuevas vivienda en Andalucía, con altibajos de ocupación y uso hasta la actualidad. La mayor parte de las cuevas habilitadas como vivienda jalonan el norte de Granada y las provincias de Almería y Jaén.

Blog2

El modelo de Liderazgo situacional (Hersey y Blanchard) consiste en la adaptación de la conducta de la persona líder a las necesidades de rendimiento de las personas de su equipo: cómo podemos lograr una mayor efectividad en su desempeño, adoptando  distintos estilos de liderazgo según sea la madurez profesional de aquéllas. Un “microclima” deseable como el que nos ofrecen las cuevas vivienda.

El uso de estas cuevas como residencia habitual coexiste en los últimos tiempos con el uso turístico y temporal. De este modo son viviendas sostenibles adaptadas para cada situación, con más o menos espacios habilitados, entornos accesibles y armónicos, etc.

Cristina García basa su Decálogo “de altos vuelos”precisamente en el liderazgo. Este es el perfil del Buen Directivo para Trini Martínez,   María Nebreda ,  Ana Ruiz y Pedro J. Orellana, entre muchos otros. Y así lo entiende Ignacio Henares.

Estilos de Dirección

Goleman establece  6 estilos de  dirección, que se describen claramente en  este video. Todos ellos son necesarios:  lo importante es que sepamos cuándo y cómo utilizarlos. Aquí tienes la opinión de Ricardo Olivera.

Cada cueva mantiene su propio estilo, sus características bordadas sin prisa  en el tiempo. Aprovechando esos matices que las hacen únicas, vamos a acercarnos a los distintos estilos de dirección:

Haz lo que te digo: el estilo directivo en la Cueva del Agua

Un goteo incesante y directo formó las antiestalagmitas de la Cueva del Agua de Iznalloz, en Granada,  las primeras descubiertas en nuestro país. Directo, estricto es también este estilo, que no contempla desviación y que solo debe aplicarse en casos de urgencia y sobre actividades sencillas.

Ven conmigo: el estilo orientativo en  la Geoda de Pulpí

Como su nombre indica, este estilo se orienta totalmente a la Visión de la organización,  y la persona que lidera moviliza al equipo hacia ella, teniendo en cuenta sus opiniones y aportaciones.

Una visión de ensueño nos deja sin aliento si visitamos la Geoda de Pulpí, cerca del límite entre Almería y Murcia, donde el agua y la sal, en perfecta armonía, orientaron sus esfuerzos en crear esta maravilla de cristal.

Las relaciones son lo primero: el estilo afiliativo en la Gruta de las Maravillas

En el estilo afiliativo o relacional  las personas adquieren especial protagonismo; quien dirige consigue

crear un clima idóneo para el trabajo, armonía en el equipo,  y facilita permanentemente la comunicación.

Imposible encontrar entorno más armónico y bien comunicado que el que ofrecen las distintas salas y galerías de la espléndida Gruta de las Maravillas en Aracena: estalagmitas, banderolas, conos, columnas, coladas y lagos en perfecta comunicación.

¿Tú qué opinas?: el estilo participativo en las  Cuevas del Tesoro y del Agua

El constante golpear de las olas en la roca y las corrientes marinas conformaron las columnas y oquedades de la Cueva del Tesoro en el Rincón de la Victoria…. un trabajo conjunto, participando agua y mar, mar y agua;  como también ocurre con el río Tíscar enamorado de su roca en la Cueva del Agua de Quesada. Un estilo “participativo” , con un alto grado de libertad y confianza, y con el exacto nivel de responsabilidad de cada parte.

Tú puedes conseguirlo: el  estilo capacitador en la Cueva de los Murciélagos

Este estilo es más difícil de identificar, y promueve que el equipo se marque objetivos a largo plazo, fomentando su autonomía y su crecimiento individual.

También encontramos varias “rarezas” en la Cueva de los Murciélagos de Zuheros (Córdoba): la sobrevuelan cuatro tipos distintos de murciélagos; en ella se han encontrado restos humanos; y, en cuanto a su arte rupestre, nos ha presentado de forma exclusiva a las cabras neolíticas , ¡casi nada!.

“Hazlo como yo lo hago”: el estilo imitativo en las Cuevas  de los Covachos y de las Estrellas

En la sevillana Cueva de los Covachos, en Almadén de la Plata, se descubren pinturas rupestres que evocan los ritos de fertilidad de sus moradores.  En la Cueva de las Estrellas de Castellar (Cádiz) sobresalen las pinturas de manos, poco frecuentes en la época.

Pinturas “imitando” la realidad, donde aprovechamos para describir un estilo directivo donde  la persona que lidera se pone como ejemplo en un equipo con alta motivación.

Para finalizar…

Además de paseos subterráneos, en este módulo hemos encontrado dos  novedades con respecto a las tareas: por un lado, te emplazábamos a  elaborar un decálogo de buenas prácticas directivas; por otro,  hemos propuesto la evaluación P2P. Vuestras aportaciones son, como nuestro paisaje de fondo, ¡espectaculares!

Habéis elaborado magníficos decálogos de lo más variado, basándoos en una competencia concreta o en todas ellas: El de Emi Guillem centrado en Compromiso y Planificación; el de Humbelina Manso para Motivar e Inspirar; el de Joaquín Soriano, “tronista Inspirador”; Misael Jiménez centrado en la Flexibilidad; para Gestionar el Cambio,  el de Pepe Vázquez; el de Jesús Vallejo basado en las Relaciones…

Nos vemos en los MOOCafé provinciales. Ojalá puedas asistir. Si no es así, posteriormente compartiremos contigo nuestras fotos e impresiones.

“El arte de la comunicación es el lenguaje del liderazgo” (James Humes).

El Equipo de Dinamización del MOOC Dirección Pública: Introducción,  2019.

Imágenes:
1. Cueva de los Murciélagos. Zuheros (Córdoba). Fuente: Web Turismo De Andalucía (www.andalucia.org)

  1. Cuevas de Guadix (Granada). Fuente: Web Turismo De Andalucía (www.andalucia.org)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *