«VIKINGS», ENTRE EL MITO Y LA REALIDAD HISTÓRICA

Por F. Javier Barba Navas 

Asesor Técnico del Departamento de Legislación, Recursos e Informes del Instituto Andaluz de la Mujer (Sevilla)

El autor nos traslada su  valoración positiva de la serie histórica televisiva  Vikings.

La serie de televisión “Vikings”, RODADA EN Irlanda desde 2013 hasta 2020, resulta fascinante por diversos motivos que, evidentemente, van más allá de su majestuosa puesta en escena. A mi juicio, es una de las series internacionales más completas que han llegado a la pequeña pantalla (o plataformas de streaming ).

Consta de seis temporadas (89 capítulos) y está inspirada en la sagas del vikingo Ragnar Lodbrok, uno de los héroes nórdicos legendarios más conocidos como el azote de Inglaterra y Francia. La serie retrata a Ragnar como un granjero que alcanza la fama con exitosas incursiones en Inglaterra y se convierte en un rey escandinavo con la ayuda de su familia y sus guerreros. En las últimas temporadas, la serie sigue la fortuna de sus hijos y sus aventuras en Inglaterra, Escandinavia y el Mediterráneo. 

Muchas historias se han contado sobre el pueblo vikingo, algunas verdaderas y documentadas, otras, erróneas y sustentadas en deformaciones de la realidad histórica; sin embargo los estereotipos que más han calado en el ideario colectivo no guardan relación con su auténtica idiosincrasia: el funcionamiento democrático de la sociedad vikinga, en la que el criterio general de adopción de acuerdos era el consenso. Asimismo, se trata de una civilización en la que confluyen incesantemente las leyes divinas, las leyes humanas y las costumbres arraigadas entre la población pagana.

Conforme va avanzando la serie, el protagonista se plantea interrogantes “atemporales” que van dotando a la trama argumental de una mayor consistencia y cohesión, tal como la Colonización “pacífica” (orientada al cultivo y a la labranza), quién decide sobre el destino de los mortales, la coexistencia entre religiones monoteístas (Cristianismo, islamismo…) y politeístas (Dioses nórdicos), etc.

Por todo lo anteriormente expuesto, considero que “Vikings” constituye una de las series de carácter histórico-dramático mejor trabajadas desde el plano de la producción y dotada de unos personajes (la mayoría existieron realmente) con excelsos arcos narrativos. 


Si te ha gustado este artículo, encontrarás más contenidos interesantes en nuestra sección PATIO DE BUTACAS.

Y no dejes de ver qué tenemos publicado en los distintos números de EnRed@2.0.