Rompiendo con los tópicos sobre el personal funcionario

Actualidad Gestión del conocimiento Innovación

Del 24 al 26 de noviembre de 2019 comenzó en Baeza (Jaén) la 3ª Edición de Embajadores del Conocimiento del IAAP. Donde 39 profesionales de la Junta de Andalucía nos embarcábamos por el apasionante océano de la Gestión del Conocimiento. Era domingo, sí un grupo de funcionarios y funcionarias que trabajaban un domingo en su tiempo de descanso… Unos cuantos «bichos raros» que decidimos implicarnos de manera totalmente gratuita y voluntaria, para convertirnos en agentes del cambio.

Ese domingo comenzó nuestra aventura y desde entonces, vamos poniendo nuestro empeño diario para que la mejora del Servicio Público sea una realidad. Porque sin duda, unos funcionarios comprometidos son la mejor herramienta para dar forma a la Administración que demanda la ciudadanía. Una Administración moderna, competitiva y que haga cada día más fácil la vida de las personas.

Ya que tenemos claro que los gobiernos tienen que dar respuesta a las personas para las que trabajan: sus clientes. Estas deben ser respuestas ágiles y de calidad que hagan posible la innovación pública gestionando el conocimiento de forma eficiente. Precisamos por tanto de nuevas maneras de trabajar que se alejen de la idea de una Administración estática, rígida, formal y oscura, modificando el antiguo modelo burocrático en el que el ciudadano era más bien el problema y no la solución. 

El extraño caso de funcionarios y funcionarias que creen en el cambio…

Formando parte del programa de Embajadores del Conocimiento, nos encontramos un grupo de personas comprometidas con el proyecto. Personas que creemos que la Administración no es ese monstruo burocrático que vemos como algo ajeno a nosotros. Sino que por el contrario formamos una Administración que puede hacer posible que la innovación pública sea una realidad. Y gracias a nuestro compromiso, queremos hacernos amigos de ese monstruo y mostrar el conocimiento que existe en la Administración Pública.

Nuestra trayectoria profesional, nos ha hecho reflexionar sobre todo el potencial que ya posee nuestra organización. Porque lo cierto es que la deficitaria Gestión del Conocimiento hace que se pierda una información que puede ser irrecuperable. Y remarcamos lo de nuestra organización, porque son muchas las ocasiones en que podemos percibir, quizás por falta de motivación o por una nula gestión del talento de los recursos humanos, un sentimiento de desapego.

Pues sí, son muchas las ocasiones en que hablamos en tercera persona de la Junta de Andalucía. Pero realmente nosotros somos la Administración y el contacto directo con la ciudadanía. De ahí que hayamos decidido mostrarnos y así dar un paso adelante hacia la humanización y mejora del Servicio Público.

Enfrentándonos al reto de ser visibles

Si hay algo que nos caracteriza a los funcionarios y funcionarias públicos, es que a veces (o muchas veces, como diría la letra de la sevillana) tenemos complejo de muebles. Nos ubicamos en un sitio u otro, sin que se tengan en cuenta nuestras capacidades ni habilidades profesionales. Por ello hemos decidido romper con nuestras propias barreras y presentarnos parte del grupo del Programa de Embajadores y Embajadoras del Conocimiento.

Estamos convencidos de que la Gestión del Conocimiento comienza con la visibilización. Así que pasamos a presentarnos los miembros del Grupo de Comunicación y Difusión de la Gestión del Conocimiento, el nuevo grupo que se ha creado en la Edición 2019-2020. (En breve tendréis a vuestra disposición la información sobre este nuevo grupo e iréis conociendo también al resto de Embajadores y Embajadoras del Conocimiento).

¿Quiénes formamos el Grupo de Comunicación y Difusión de la Gestión del Conocimiento?

José Antonio Casado Baeza:

Trabajo en la Administración desde noviembre de 2007 y hasta hoy he pasado por diversas provincias andaluzas y por dos Administraciones: la Junta de Andalucía y la Junta de Extremadura. Siempre en el Departamento de Minas, donde he podido comprobar un funcionamiento y debilidades muy similares allá donde he ido.

He sufrido las dificultades en la incorporación, por la falta de planificación, a la hora de acoger al nuevo trabajador. Teniendo que echar mano de la buena voluntad de los compañeros y de la autonomía y motivación individual.

En la faceta de formación nos encontramos en la situación de depender de nuestra responsabilidad e interés. Ya que no existe una definición de las capacidades y aptitudes que la Administración quiere para sus trabajadores.

No podemos olvidar las sensaciones de frustración, impotencia y descontento que vivimos. Sobre todo, al ver como la macro estructura burocrática desaprovecha el conocimiento y talento que atesoran los empleados públicos.

De todo esto he sacado la motivación para participar en esta nueva edición de Gestión del Conocimiento del IAAP. Para conseguir la mejora y el cambio hacia una mejor Administración Pública. Porque creo que desde la diversidad del capital intelectual que posee la Junta de Andalucía se puede modernizar nuestra Administración, y que esto irá en beneficio del servicio público que prestamos.

Yolanda Morales Pereira:

Hace ya 24 años que aterricé por la Junta de Andalucía, después de aprobar mis oposiciones de auxiliar administrativo. Era un 5 de enero, un día de ilusión, de ganas y de motivación plena.

A lo pocos meses entré también en la Universidad y obtuve mi primera licenciatura: Publicidad y Relaciones Públicas. Después seguí estudiando, ya que mi pasión siempre ha sido aprender y compartir lo que aprendía. Me presenté en varias ocasiones a la promoción interna, hasta que conseguí sacar la plaza de Administrativa. Luego seguí estudiando para promocionar al cuerpo de Gestión (aunque por ahora sigo en el empeño).

Mientras tanto he realizado muy diversas formaciones entre Máster, Cursos de Expertos Universitarios, Aptitud Pedagógica,… y otra licenciatura más: Antropología Social y Cultural.

Adoro aprender y mi sueño sería poder aplicarlo algún día en mi puesto de trabajo, algo que por ahora no ha sido posible. Si bien he llegado al máximo nivel como administrativa siendo Asesora Técnica, siento que puedo dar mucho más, y eso ha sido mi motivación para participar en el Programa de Embajadores del Conocimiento.

Porque día a día veo talento desaprovechado, personal que no se valora, recursos humanos que son gestionados con una falta de humanidad total… Se suele olvidar demasiadas veces que la Administración la formamos las personas y que las personas necesitamos expresar nuestro potencial. Porque creo que somos muchos los funcionarios y funcionarias que tenemos una verdadera vocación de servir al público. Por eso y por mi amor al aprendizaje y al cambio, me he embarcado rumbo a la Gestión del Conocimiento y a la Innovación. Ya sé que podría quedarme muy cómoda haciendo otras cosas cuando salgo del trabajo, pero soy un poco «bicho raro» y quiero seguir creyendo que puedo aportar algo para que la Junta de Andalucía deje de ser un ente impersonal y seamos realmente un grupo de seres humanos.

José Puerta Alarcón:

Llevo trabajando en la Administración mucho tiempo, tanto como 36 años. Tengo claro que desempeño mi profesión para que los ciudadanos puedan tener una vida mejor.

Es cierto que la Administración puede parecer un monstruo, claro que sí. Pero debemos convertirla en el monstruo bueno, más parecido a Shrek que a Freddy Krueger. Más cercano al público al que se dirige, y por supuesto que ayude y no ponga trabas a la ciudadanía.

Estoy convencido que toda la experiencia acumulada, tanto explícita como implícita, debe servir para mejorar al monstruo bueno. Y también para acabar con ese monstruo malo, que campa a sus anchas por la cansina burocracia. De manera que tanto conocimiento como llevamos dentro, debe ponerse en valor con una adecuada gestión del mismo.

La Administración me ha dado mucho ¿Qué puedo hacer yo ahora para contribuir a mejorarla? Cuando me planteé formar parte de este programa me pregunté también: ¿Para qué puede servirme a mí? ¿Para qué puede valer a la ciudadanía?. Entendí entonces, que el objetivo tiene que ser recuperar y localizar elementos para mejorar la organización. Para modernizarla y prestar un mejor servicio, porque las personas necesitan una Administración digna que esté a su lado.

Comprendí también que a nivel particular mi objetivo era aprender ofreciendo, hacer aflorar toda la experiencia y sabiduría acumulada. Y así, mejorar como funcionario, como persona y por supuesto como ciudadano. Y también ¡Cómo no! Para hacer reflexionar a la clase política que a veces está tan encerrada en sí misma.

Beatriz Sánchez Gómez:

Ya desde pequeña solía entretenerme ayudando a mis compañeras, era algo que venía conmigo de serie. En mi juventud y durante muchos años colaboré con los hermanos de San Juan de Dios y fui voluntaria en el área de lesionados medulares. Y cuento esto, porque en mi elección de carrera tuvo mucho peso estudiar algo que me permitiera ayudar a los demás. Así que de profesión soy Pedagoga, funcionaria interina desde 2005 y de carrera desde 2018.

No fue fácil sacar la plaza pero al final lo conseguí, y me siento muy orgullosa de ello. Cuando desde fuera se habla del funcionariado se piensa que la mayoría lo que busca es un empleo estable pero no se tiene en cuenta la vocación de servicio a la ciudadanía que está detrás de esa decisión. Ni tampoco, la capacidad de sacrificio y constancia que hay tener para conseguir ese objetivo.

Ya es la tercera vez que participo en el programa de Embajadores del Conocimiento del IAAP. En la primera convocatoria lo que más me motivó fue un deseo de poner en común el conocimiento que poseemos, estableciendo redes para trabajar mejor y generar nuevo conocimiento. Comprobé entonces que este programa nos permite trabajar por proyectos, sentir la satisfacción de los resultados obtenidos. Y lo mejor, aportar con nuestro granito de arena a ese cambio necesario. 

Por ello, lo que me anima a seguir participando en este programa es poder seguir trabajando de forma colaborativa con otros compañeros y compañeras. Personas con muy diferentes perfiles profesionales, de distintos ámbitos y sectores y ubicados en diferentes rincones de Andalucía. Profesionales públicos que tenemos el mismo objetivo común de contribuir a la mejora de la Administración Pública.

Julio Torres Ruiz:

¿Por qué me metí en esto de la Gestión del Conocimiento con lo bien que estaba yo en la Junta?… Está claro que la pregunta es muy irónica, porque por lo que entré en esta faceta de mi vida profesional fue precisamente porque creo que si cambiamos la forma de trabajar, conseguimos cambiar la Junta de Andalucía.

Mi vocación de prevencionista la desarrollo en la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico. Detrás de este nombre tan largo lo que realmente hay son aproximadamente 415 empleadas y empleados públicos que cada día trabajan para hacer realidad el servicio público.

¿Qué es lo que nos nace del corazón cada día en nuestro trabajo? Yo lo resumo en una frase: ¿en qué te puedo ayudar?. Ya sea atendiendo a la ciudadanía como trabajando para los compañeros y compañeras, mi motivación es siempre la de ayudar en lo que pueda cada día. Esto para mi es la vocación de Servicio Público.

Lo mismo te preguntas… ¿Qué es esto de la Gestión del Conocimiento de la Junta? Y ojalá te lo preguntes, porque precisamente es la mejor forma de conocerlo, ¿Por qué no trabajar en equipo y hacer creativo nuestra vocación de Empleados Públicos? Te invito a que busques información sobre la Gestión del Conocimiento en la Junta, mira en la página del IAAP. Y seguro encontrarás a todas aquellas personas que estamos metidos en esta locura del trabajo colaborativo, una nueva forma de entender la Administración Pública donde cada persona puede poner su granito de arena ¿te atreves?

¿Quieres contarnos tu experiencia como empleada o empleado público?

Nos encantaría escucharte, conocer tu experiencia, los logros que cada día vas realizando. Te invitamos a que entre todos seamos capaces de mostrar a la ciudadanía que no siempre los tópicos se cumplen. Y que desde luego eso sucede con muchos de los tópicos despectivos sobre el funcionariado. Seguro que conoces a alguna persona que trabaja en la Administración Pública que es un ejemplo de vocación de
Servicio Público, así que si quieres contarlo, puedes dejarnos tu comentario que desde luego será un regalo poder compartir.

Os animamos a hacer un poquito más humana la Administración Pública y a poner en valor el conocimiento y el talento de la gran cantidad de servidores públicos que existen ¿te animas?

2 thoughts on “Rompiendo con los tópicos sobre el personal funcionario

    1. Muchas gracias por tu comentario Fernando. Estamos contigo en que la Junta de Andalucía necesita de profesionales que tiremos para adelante, que aprovechemos todo el talento y el conocimiento que ya hay dentro de la propia Administración y por supuesto, que pongamos ilusión cada día al servicio público que realizamos. Será un placer contar con tus aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *